lunes, 23 de abril de 2018

El "Guerrero de la Democracia" no conmemoró la Defensa Heroica del Puerto de Veracruz.



Sapos y Alacranes
Por Orlando Segura Hervert.
El pasado sábado el sector naval conmemoró el CIV aniversario de la Defensa Heroica del Puerto de Veracruz, uno de los eventos más importantes de la Armada de México, un acto emblemático y simbólico. 

Ahí la Marina se luce, presume el patriotismo, demuestra gallardía, honra y recuerda a hombres y mujeres que se sumaron a la defensa de la nación, pese a la confrontación que se vivía, pese al encono entre unos y otros, en ese momento forjaron la unidad en torno a un país deshecho por la efervecencia de la Revolución Mexicana que estaba en proceso en 1914. 

Los invasores, el ejército americano nos vió débiles y por eso decide atacar, y ante el peligro, los mexicanos reunidos en el Puerto de Veracruz, con lo que tuvieron salieron a enfrentar al enemigo, fue una proeza épica, demostraron dignidad. 

Es un pasaje que ahí quedó y cada 21 de abril se recuerda esa fecha con los honores al lábaro patrio, la entonación del glorioso himno nacional, la ofrenda floral, la guardia de honor, las balas de salva, un acto protocolario muy bien ejecutado. En el centro del debate se pone de manifiesto las batallas emprendidas por los mexicanos que nos han dado libertad. 

Sin embargo, todo lo emotivo de ese capítulo, los héroes, se le pasó o de plano le valió al "Guerrero de la Democracia", el Sr. Alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha o se le olvidó, o se le pegó la almohada, no fue al acto cívico, tampoco envió a sus flamantes correligionarios, ni a su equipo cercano, ni a sus funcionarios de "primer nivel", ni a ningún integrante del cabildo o del DIF. 

La autoridad municipal hizo vacío, no se dignó presentarse, tal vez esta pensando que en el tema de la seguridad a los que menos necesita es a la fuerza naval o a los elementos castrenses. 

Solo hay un exalcalde que cometió un agravió similar, llegó 45 minutos retrasados, arribó a la Fuerza Naval del Golfo, no sabía como disculparse, es mas casi como súplica dijo que lo hubieran esperado, la respuesta fue inmediata, amplísima carcajada, el Almirante en turno, le peló los dientes, con la diplomacia del caso lo mandó al chorizo, ambos sonrieron, se dieron un abrazo y pasaron a desayunar. 

A este "ritmo" al presi,  se le va a olvidar el Grito de Independencia, la noche mexicana... no creo, ahí tal vez, y solo tal vez, se pondrá a bailar: "De quien chon..."

Moraleja: Es más fácil que el municipio y el Ayuntamiento necesiten de la Armada de México, así es que pongan  las "barbas a remojar".

Esperan restauranteros el Carnaval 2018

Por Ann Itta Trejo
Tuxpan, Ver.- Restauranteros en este municipio esperan el repunte en sus ventas ante realización del Carnaval Tuxpan 2018, ya que se esperan visitantes de la región y de otras partes de la República Mexicana acudan a este vistoso evento. 

Al respecto, Catalina Caballero Estrada, representante de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) Tuxpan, expuso que con esta festividad, que es un atractivo para los visitantes, se tenga un repunte considerable durante los días de las fiestas carnestolendas, para poder recuperarse económicamente. 

En cuanto al pasado período vacacional, dijo que si bien se registró una elevada afluencia de turistas a este destino de playa, las ventas no fueron las esperadas, debido a que la economía de los visitantes no es tan elevada como para gastar en consumos por las tres comidas los días que están en este puerto. 

“La crisis económica le pega a todos, el desempleo que prevalece, todo eso repercute en la industria restaurantera”, agregó. 

Aunque han mantenido los mismos.precios en los costos de sus platillos, ya es insostenible mantener los mismos, pues los insumos han ido a la alza considerablemente. 

Mi compromiso es legislar cerca de la gente: Pepe Arenas




Por Gea
Álamo-Temapache, Ver.- ¡Pepe estamos contigo! ¡Pepe vamos a ganar! ¡Pepe eres nuestro candidato! ¡Pepe será nuestro próximo Diputado Federal! Fueron las múltiples palabras que escuchó el candidato a la Diputación Federal por el distrito 03 del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Roberto Arenas Martínez, al encontrarse nuevamente con la población de este municipio citrícola.

Durante la tradicional plaza de todos los domingos, el abanderado del tricolor quien estuvo acompañado de su esposa Norma Edith Bustos Hernández recibió cálidos y sinceros saludos de compradores, vendedores ambulantes y comerciantes establecidos, a quienes les enfatizó que será un legislador cercano a su gente. 

A cada ciudadano de las zonas rural y urbana de Álamo-Temapache y de otros municipios vecinos a los que tuvo la oportunidad de saludar en el día número veintidós de su campaña electoral, Pepe Arenas refrendó su compromiso de ser su voz en el Congreso Federal, de representarlos y de luchar por sus causas. 

Recordó que su plataforma política está basada en 8 ejes para atender los retos y oportunidades que se presentan en los municipios de Tuxpan, Tepetzintla, Castillo de Teayo Cazones de Herrera, Cerro Azul y Álamo-Temapache.

Arenas Martínez detalló que dichos ejes van encaminados a la generación de empleos, seguridad, salud y bienestar familiar, educación y deporte, apuesta al campo y a la pesca, transparencia y combate a la corrupción, desarrollo social y política de inclusión así como el impulso al turismo. 

“Para respaldar cada uno de estos temas, mi trabajo como legislador será pugnar por más presupuesto, por más recursos, pero también, ser un vigilante de que cada centavo etiquetado, sea bien administrado y bien dirigido”, añadió.

¡Gracias!

sábado, 21 de abril de 2018

¿Quieres ser más feliz? Pedalea. A propósito del Día de la Bicicleta…

Blogpost por Carlos Samayoa
Si notas que el ciclista que va en la calle se ve más contento que el conductor del automóvil que pasa a un lado, no es producto de tu imaginación. En realidad un estudio reciente demuestra que quienes pedalean son más felices que los que aprietan el acelerador de un auto.

Convertirse en ciclista puede parecer complicado o tedioso, pero los beneficios pueden valer la pena: hacer ejercicio, ahorrar dinero, llegar más rápido –especialmente en horas pico-, absolver la culpa de haber comido esos tacos no tan saludables, entre otras bondades como el gran beneficio ambiental que representa trasladarse sin contaminar –tan sólo en la Ciudad de México quienes usan el sistema Ecobici evitan la generación de 232 toneladas de CO2 al año-. Paralelamente, el control del tiempo es otro factor muy particular que nos lleva a convertirnos en los ciclistas de la felicidad.

Y he aquí la bondad psicológica de viajar en bicicleta. Usarla como medio de transporte no solo puede ser más rápido que usar el transporte público o incluso un automóvil, sino que también tenemos en nuestras manos las riendas del viaje. Sentir ese control al evitar la impotencia de no poder avanzar en el tráfico, junto con los beneficios de ejercitarse, disminuye drásticamente el estrés de un traslado, es decir, estamos aumentando nuestra calidad de vida y por tanto, nuestra felicidad.

Diversas ciudades del mundo no han pasado por alto el tema del uso de la bicicleta como sinónimo de bienestar y salud. En las ciudades que tienen los índices más altos de calidad de vida, el uso de la bicicleta como forma de movilidad es incluso una prioridad que se fomenta desde las políticas de urbanismo, de movilidad y de salud. En ciudades como Ámsterdam o Copenhage, más de la mitad de sus habitantes se trasladan diariamente en bicicletas, lo cual ha hecho que se redefina el diseño urbano.



Esta idea del potencial que hay en el ciclismo de hacer feliz a la gente está en muchas partes y crece cada vez más entre quienes se animan a tomar el manubrio. Si preguntamos a quienes viajan regularmente en bicicleta, es muy interesante escuchar repetidamente lo bien que les hace sentir pedalear en comparación con otras formas de transporte. Personalmente, puedo decir que moverme en bicicleta hizo que vivir en una ciudad tan dinámica y tremendamente agitada como la Ciudad de México, no sólo fuera soportable, sino realmente muy agradable.

En México mucha gente ya se mueve en bicicleta, pero para que otros se sumen tenemos que trabajar muy duro para cambiar los paradigmas de la movilidad. Se debe fomentar el uso de la bicicleta al tiempo que se promueva una cultura cívica que nos permita tener una interacción respetuosa entre automovilistas y ciclistas. Para ello, es necesario que en nuestras ciudades tengamos los espacios necesarios que independientemente de la forma de movilidad que elijamos, nos brinden seguridad.

s por eso que el programa de Revolución Urbana de Greenpeace promovemos un modelo de calle completa en el que todos tengamos un lugar seguro, es decir, que el diseño de las calles tenga una mejor organización que permita el tránsito armónico de peatones, ciclistas, usuarios de transporte público y automovilistas, sin que nadie se vea en riesgo. La presión por moverse de un punto a otro en el menor tiempo posible, muchas veces nos orilla a buscar las formas supuestamente más rápidas de traslado. Verdaderamente el tiempo que ocupamos para movernos puede ser algo muy disfrutable y agradable si se nos brinda la infraestructura y la seguridad necesaria para que más gente se anime a tomar su bici y moverse en ella. Al final tal vez tenga razón esa canción que dice que “no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar.” ¡Feliz día de la bicicleta!
Fuente: Greenpeace

Triste admitirlo, la violencia nos está derrotando.

Saposy Alacranes
Por Orlando Segura Hervert. 
Las escenas desgarradoras descubiertas recientemente con el asesinato de 4 jóvenes, y la de hoy, en la que se localiza el cuerpo de Nestor Cristóbal, pone de manifiesto que nuestro puerto, ciudad y municipio no es inmune a la delincuencia, cuestiona a los tres órdenes de gobierno y a las instancias de seguridad. 

Y ante esta confrontación entre buenos y malos, la sociedad tuxpeña se siente "pequeñita", "chiquitita", "menudita", vive temerosa y en zozobra porque cualquier día, el riesgo y el peligro los puede encontrar, como daño colateral o enfrentamiento directo. 

Hace algunos meses, cuando escuchábamos del secuestro de algún individuo, el humor negro salía a relucir: "Que no se preocupe, aqui en Tuxpan solo los levantan... ¡No los asesinan! y la broma macabra ahí quedaba. 

Ahora, el riesgo de perder la vida es latente, cualquiera que esté en el momento equivocado le puede tocar el infortunio. 

Estamos en tiempos electorales, más de algún candidato con tal de ganar votos puede conquistar simpatías con balandronadas sacadas de la manga, pero la realidad se está imponiendo, el problema va más allá de mas elementos de seguridad, tecnología, drones y toletes. El asunto es complejo, muy complicado, hay una serie de intereses y complicidades que se cruzan en el camino. 

Podrá llegar "Juan de las Pitas" al poder, pero si no implementa un programa integral de caracter social para erradicar el conflicto, dificilmente podremos pasar este obstáculo. No solo eso, se requiere responsabilidad, coordinación y capacitación de los cuerpos policiacos, además atender a la primera infancia que ya la están envenenando y darle opciones de desarrollo y crecimiento a los jóvenes. 

Diría el poeta Mario Benedetti, "La cosa es mucho más grave", la solución a la desgarradora desintegración del tejido social no es sencilla, tiene demasiados frentes. Pero por algún sitio hay que empezar.

Mi más sentidas condolencias para la Familia Cristóbal Cruz, su amigos y seres queridos... ¡Descanse en paz!

JOSÉ ANTONIO MEADE Y RICARDO ANAYA, ENCARNAN EL POPULISMO QUE CRITICAN: ALFONSO RAMÍREZ CUÉLLAR

ENVIADO A VAXTUXPAN...
Imagen: youtube.com
En plena contienda electoral para la renovación de 3,415 cargos de elección popular federal, estatal y municipal, las opciones que ofrecen los candidatos a la ciudadanía son muy claras: la renovación del sistema político encaminado a detonar el crecimiento y desarrollo económico, combatiendo la corrupción, que representa Andrés Manuel López Obrador o el atrincheramiento y defensa de intereses particulares personificados por José Antonio Meade y Ricardo Anaya. 

Cuando el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, pide continuidad en el proyecto de país y el candidato del PRI hace suya esa oferta, debemos recordar que nuestro país ocupa el penoso sitio 95 de 168 en el Índice de Percepción de la Corrupción; que está en el lamentable lugar 88 de 102, del World Justice Project, lo que nos ubica entre los veinte países con servidores públicos más corruptos del mundo, en un lugar cercano a Pakistán, Afganistán, Liberia y Venezuela. Incluso en el reporte “Getting it Right, Prioridades Estratégicas para México” de la OCDE, se señala que México ocupa el último lugar en combate a la corrupción de esa organización y es de los principales países en los que predomina la desigualdad salarial. Ese mismo documento reconoce que sólo alrededor del 20% de los 130 millones de mexicanos, se encuentran en una condición de “no pobres y no vulnerables”. 

Sostener la idea de “mantener el rumbo del país” resulta un desdén a la inteligencia de la ciudadanía y una actitud explícitamente populista, pues se fabrica una verdad a todas luces falsa. 

Afirmo que es populista el candidato Meade, porque los populistas utilizan de modo discrecional los fondos públicos. Diría el historiador Enrique Krauze “No tiene paciencia con las sutilezas de la economía y de las finanzas. El erario es su patrimonio privado, que puede utilizar para enriquecerse o para embarcarse en proyectos que considere importantes o gloriosos o para ambas cosas, sin tomar en cuenta los costos”

El dispendio del Ramo 23 utilizado por el gobierno federal para comprar voluntades en el Congreso y con ello, alcanzar mayorías para empujar reformas a cambio de prebendas a los legisladores, es absolutamente reprobable, populista y obscenamente corrupto. Nos espantamos del caso Lavajato en Brasil y lo censuramos, pero los consensos artificiales y ficticios creados por la administración de Peña Nieto operadas por Luis Videgaray y José Antonio Meade, son operaciones semejantes a los que el actual gobierno corrupto de Temer, ha llevado a su mayor expresión en ese país. 

Pronunciarse por la continuidad, implica la aceptar que el costo de la corrupción estimada en un 10% del PIB, es decir, unos 2 billones de pesos, sea natural y virtuoso. Basta señalar que la Auditoría Superior de la Federación en la revisión de las cuentas públicas de los últimos quince años, reportó irregularidades por más de 752 mil millones de pesos. 

José Antonio Meade y Ricardo Anaya, señalan día a día que ellos representan la garantía de la vigencia del estado de derecho. Particularmente lo entienden como el cumplimiento irrestricto de los contratos o la ejecución de las sentencias. Sin embargo, nuestro país carece de un verdadero Estado de Derecho, o por decir lo menos, se encuentra gravemente afectado. Un ejemplo de la sistemática y conveniente violación contractual, la resolución de tribunales y el uso discrecional de las instituciones por parte de los gobiernos del PRI y del PAN, es el caso de José Gutiérrez Vivó. 

Después del incumplimiento contractual de parte de Grupo Radio Centro al afamado periodista y su empresa Infored y posterior al laudo arbitral de la Cámara Internacional de Comercio, que ordenó el pago de 21 millones de dólares, por la acción de Radio Centro, este grupo al mando de la familia Aguirre se amparó en sus relaciones con funcionarios gubernamentales. 

Quizás lo más grave es la violación a la división de poderes, que ha permitido al poder Poder Ejecutivo, es decir, al Presidente de la República, gobernar sin contrapesos. Esa sumisión por parte del poder Judicial, ha permitido una gran impunidad en el ejercicio del poder por parte del Ejecutivo. En el caso del Legislativo, esa sumisión, inducida entre otras medidas por la distribución discrecional del Ramo 23, hizo posible transformar el pacto social del país, por medio de las llamadas “reformas estructurales”, sin una consulta amplia a la sociedad. 

En cualquier país democrático, con un verdadero Estado de Derecho, esa consulta es indispensable tomando en cuenta la magnitud de la transformación implícita en esas “reformas”.

Por eso no son aceptables los llamados de Meade y Anaya a preservar esta situación, carente de consenso social, que parece diseñado y aplicado sólo en beneficio de una minoría rapaz, que lo aprovecha para apoderarse de la riqueza nacional. Al mismo tiempo, esos funcionarios, a quienes no les importa la inversión pública para atender a fondo las necesidades de la sociedad, sí buscan contener el reclamo social distribuyendo discrecionalmente recursos, de manera clientelar, para comprar voluntades.

Por eso, hoy convocamos a los mexicanos a apoyar con su voto a la opción encabezada por Andrés Manuel López Obrador, que permitirá construir un verdadero Estado de Derecho, con la participación armónica de todos los sectores, que permita reconstruir nuestro país e invertir para superar los rezagos sociales, con pleno respeto a los Derechos Humanos, basado en el combate a la corrupción, la eliminación de la impunidad y terminando con el populismo de la derecha.

L a disputa por los recursos de la Nación

La escena veracruzana
Nunca en la historia política reciente del país, un miembro de la élite económica había tenido necesidad de acudir a la palestra pública para defender directamente sus intereses. No había habido necesidad de ello. Hoy, ante el descrédito de la élite política, ha tenido que hablar uno de ellos. En el caso de Carlos Slim, el mexicano más encumbrado en el mundo de los negocios a nivel internacional, su reciente incursión en la polémica desatada por López Obrador acerca del destino del proyecto aeroportuario de la Ciudad de México, no sólo representa un punto de vista sobre esa inversión en curso, es una posición política sobre el viraje económico que propone AMLO y el uso de los recursos públicos, que hasta la fecha sólo han beneficiado a unos pocos intereses económicos.

En efecto, más allá de la poca inversión directa de Slim en la obra, pues la mayoría de su participación está financiada con los recursos de los pensionados de la Afore Inbursa, del que es propietario, lo que se disputa es el uso de los recursos públicos generales. El flujo del dinero público, alrededor de 5 billones de pesos, se ha movido fundamentalmente por 3 canales: i) rescatando empresas de sus fracasos y quiebras; ii) privatizando empresas públicas en condiciones de ganga para sus beneficiarios; iii) sosteniendo la paridad del peso y la inflación. Baste para ejemplificar, en cada caso, el Fobaproa, la privatización bancaria o la energética que está en curso y la gran cantidad de subastas para mantener el nivel de la moneda nacional, por un lado o, por el otro, el alto nivel de las reservas monetarias en poder del Banco de México, para sostener las ganancias del sector financiero.

Desde luego que la inversión pública ha sido un resorte del desarrollo económico del país y ha sido detonante de diversas inversiones privadas. Pero en el modelo anterior al neoliberal, la ganancia de los inversionistas se generaba como concesionarios de obra. En el esquema neoliberal, en la mayoría de los casos, bajo el pretexto de evitar a toda costa la intervención del Estado en la economía, el modelo es que se concesiona todo, obra y servicio, funcionamiento y ganancia. Este modelo se ha llevado al extremo de darle absoluta garantía al sector privado, por ejemplo, rescatando carreteras, cuando el negocio no ha sido redituable para las empresas. En el caso del aeropuerto de la ciudad de México se decidió por inversión mixta y altas ganancias para las inversiones privadas.

Slim dice, que le “daría miedo si se aplican criterios equivocados para las inversiones”. Apoyándose en el perfil de la campaña lanzada por José Antonio Meade, la del miedo que “siente” la gente por la llegada de AMLO a la presidencia, Slim, en los hechos, entra a respaldar el proyecto de Meade y el presidente Peña Nieto, el de la continuidad, que a él lo ha convertido en uno de los hombres más ricos del planeta. No podía ser de otra manera, pues el proyecto de AMLO es diametralmente opuesto. Sin representar un proyecto anticapitalista, ni oponerse a la inversión privada, el modelo de Andrés Manuel es netamente anti-corrupción, por lo que afecta muy fuertemente los intereses de los grandes inversores nacionales, que han hallado acomodo en el modelo neoliberal, que entraña un esquema de funcionamiento basado en la corrupción de manera sustancial. Por ello Slim, Peña, Meade y Salinas, andan preocupados. Y con miedo.

Lamentablemente para ellos, la mayoría de los mexicanos ya no se espantan con el petate del muerto. Las encuestas hablan de que AMLO sigue creciendo (hoy la última de Reforma da cuenta de ello) y que en vez de miedo, hay mucho optimismo en la gente para lograr un cambio verdadero.

Marco A Medina
marco.a.medinaperez@gmail.com